• Karnet

SOBRE LOS MENSAJES APOCALÍPTICOS



Muchos son los mensajeros y canales que propagan un cambio inminente a nivel planetario. Y si bien sus voces son certeras respecto a que la información ha sido obtenida de una fuente de vibración más elevada o sutil en la mayor parte de los casos, y que la humanidad ciertamente está sometida a una profunda transformación… hemos de decir que la interpretación humana sigue estando muy contaminada por el proceso cognitivo de los canales y el contenido mental que da forma a esta información. Conocemos la dificultad que conlleva transformar el lenguaje vibracional al código lingüístico que podéis descodificar mentalmente, ya que el desconocimiento global del funcionamiento existencial, aun concurriendo tanta teorización terrenal, es inmenso. También comprendemos que aún muy pocos seres humanos son capaces de programar correctamente la comunicación y la frecuencia acorde a la fuente de información que se quiere alcanzar, entendiendo la mayoría de los canales, que cualquier comunicación de vibración más sutil o frecuencia más elevada a la de su campo etérico y físico, es por sí misma la adecuada para difundir y ayudar al avance y mayor entendimiento. Y lo cierto es, que este hecho no se corresponde expresamente con esa creencia. Otros limitantes o entorpecedores de estos mensajes son el factor tiempo que aún sigue siendo uno de los mayores condicionantes que dificulta la concreción de las informaciones recibidas. Así como también los egregor de conciencias colectivas desde donde se recogen gran parte de estas informaciones. Como bien sabes, existen muchas conciencias colectivas, algunas muy antiguas y otras creadas más recientemente, generadas por informaciones a las que se les han otorgado el poder de verdad absoluta. Cuando la información es adquirida desde este egregor al que incluso se le proporciona identidad personal, la confusión es real y total, pues su contenido es creado por un cúmulo de realidades fundadas en la creencia y fe externa. Y no mienten los que descodifican esta información, pero ésta no es la conciencia colectiva creada desde un nivel de vibración y frecuencia esencial elevada, sino que se encuentra dentro de las frecuencias aún más bajas y cercanas a la densidad humana, dentro de la maya. No decimos que esta información sea mentira. La información de estos contenedores energéticos, es totalmente real y cierta, pues ha sido creada, por tanto ya es. Pero su creación no implica su certera materialización, pues esa materialización depende de una potenciación y condensación vibracional determinada. Es por esto, que otras energías colectivas con más poder y fuerza vibracional, por su composición y estructura sutil, constantemente están neutralizando estos hechos de creación colectiva. Y dado que, cada vez más, vuestro poder de creación sigue creciendo exponencialmente, seguimos haciendo un llamamiento a la calma y a la responsabilidad en las informaciones que puedan generar o nutrir egregor colectivos. La línea de tiempo elegida sigue su curso y el proceso de transformación en vuestros cuerpos también. Pero, recordad, es un proceso y eso implica que vuestras estructuras terrenales requieran del espacio tiempo para su concreción y ejecución. Sabemos que el deseo proyectado por millones de seres de un cambio total y apocalíptico inminente de realidad, producido por agentes salvadores externos (dioses, hermanos cósmicos…) es muy poderoso y que en muchos casos, tal deseo no está creado desde la conciencia y vibración más alta, sino desde la necesidad basada en emociones humanas del aspiración desesperada de liberarse del ahora y de abandonar los padecimientos terrenales sin haberlos trascendido. Sigue presente la misma antigua idea de querer traer el reino divino a la tierra desde una fuerza externa y superior, sin entender que no ha de existir un salvador que llegue desde los cielos a liberar vuestro dolor. Sabemos que esto es muy duro de asimilar para muchas personas que han puesto su aliento de vida en ello y que esta creencia es la única que les mantienen esperanzados y con fuerzas para seguir caminando. Pero el salvador sois cada uno de vosotros, vosotros sois ese reino divino en la tierra y vuestra labor es crearlo aquí y ahora. Si seguís alimentando creaciones colectivas de cambios inminentes para los cuales aún no estáis preparados, la mayor parte de la población no podrá asimilarlos, incluso aquellos canales que promueven la información, en su mayoría tampoco están preparados para hacerlo. ¿Estáis seguros que vuestro deseo parte del amor verdadero a todo lo existente? ¿Estáis seguros de que vuestras proyecciones no parten de la huida de vuestra labor terrenal de experimentar la divinidad en la materia? Que la creación de vuestra realidad sea responsabilidad propia de vuestros actos, pensamientos, emociones e intenciones, no significa que no estéis siendo acompañados, instruidos y guiados. Pero vosotros sois el salvador, vosotros sois el cristo, sed dioses en la tierra y el reino divino será en ella y la realidad que anheláis será un hecho, no un deseo. Disfrutad de la experiencia, aunque a veces duela, aunque el recuerdo de la totalidad aún no sea en vuestro corazón y en vuestra mente una visión clara que os permita ceñiros a ella para sosteneros y daros seguridad. Confiad en vuestro poder, acoged la gran responsabilidad de creación que tenéis en esta encarnación y proyectar vuestra intención en la transformación personal, en la limpieza y transcendencia del miedo, la rabia, el sufrimiento y el desánimo. Bailad, reíd, cantad, amad y ofrecer vuestra alegría al mundo donde camináis y ese reino divino que tanto anheláis será en vosotros y en nosotros en unidad. Sois parte de la fuente, de ese dios creador al que alabáis, por tanto alabaos, empoderaos y renaceos en autocreación consciente. ¿Cómo? AMAD, AMAD, AMAD Karnet - Voz Álmica


Centro de orientación, expresión y escucha -Meditaemociones - C/ Antonio López 217 - Madrid 

Información de contacto: meditaemociones@gmail.com