• Karnet

ATENCIÓN A LOS LLAMADOS SÍNTOMAS DEL DESPERTAR



Vemos vuestro mundo dividido en cuatro grupos de seres:

(1) Los vacíos. (2) Los que ciegos de lo que ocurre a su alrededor siguen una vida centrada en un viejo mundo individualista, simple y racional. (3) Los que se han sumido en una obsesiva carrera por salvarse, abriendo un profundo caos en su interior que les provoca múltiples síntomas físicos, mentales y emocionales. Éstos están generando una epidemia de contagio masivo difícilmente controlable. Y también están los observadores (4), aquellos que miran hacia los dos lados intentando situarse de forma equilibrada entre ambos. Sosteniendo la marea energética de unos y otros. Tratando de compensar y armonizar sin caer en la desidia simplista de lo antiguo, ni dejarse llevar por la paranoia colectiva de los que creen adorar lo nuevo.

Estos observadores o pilares están siendo sometidos a una gran tensión por ambas polaridades.

Sostenerse no es fácil cuando una marea humana entra en el pánico sostenido y camuflado por una fe construida sobre el miedo y no sobre el amor. Tampoco es fácil sostener el flujo de las frecuencias de la masa que todavía vibra en egoísmo y razón autoritaria de dominio popular y social, pues su poder aún es importante. Por ello hacemos una solicitud a los observadores, a los pilares sostentores del equilibrio en la ascensión. Para que no se dejen llevar por el autoengaño y la paranoia masiva del miedo o la de su opuesto de envalentamiento colectivo que lucha por culpar a lo externo de todo aquello que no aceptan cambiar a nivel interno.

Les solicitamos que resistan la tentación a dejarse llevar por la marea de desequilibrio vibratorio que la confusión y el caos de estos tiempos están produciendo en una gran parte de la población.

Sostengan sus centros, dejen pasar por él, cualquier síntoma que crean no sea propio de su estado físico (recordamos que siguen teniendo un cuerpo que reacciona ante sus estados internos, emocionales, mentales, nutritivos…, no solo ante vibraciones externas) y reajusten sus motores energéticos.

Los cambios de frecuencia, en cuerpos abiertos y conectaos a su ser mayor o Yo Esencial, con pocos bloqueos en sus canales lumínicos, no tendrán porqué experimentar cambios bruscos o malestares importantes en ellos.

Aunque si podrán seguir padeciendo las molestias propias de su estado vital (autocuidado, alimentación, sueño, enfermedad crónica, sedentarismo, viviendas sometidas a grandes dosis de frecuencias electromagnéticas, etc. Y todos los síntomas que éstos conllevan). Esto significa que el proceso de integración, aún tienen que reparar su vehículo físico y seguir padeciendo los malestares propios de su estancia en la tierra y periodo evolutivo.

Un ejemplo: si el día les acontece con una grave pérdida, hasta que ésta sea aceptada y trascendida (pueden ser horas, días, meses o años), su cuerpo se verá debilitado y su sistema inmunitario puede que deje entrar algún virus o bacteria que les cause enfermedad. Culpar de los síntomas que éstas provoquen en su organismo, a síntomas de ascensión, magias, males de ojo o ataques energéticos, les impedirá escuchar lo que su cuerpo les habla respecto a cómo le está afectando la pérdida y que proceso de sanación de ésta están teniendo. Pues habrán declinado a escuchar cualquier mensaje de su yo interno, para centrarse en la voz de resistencia a avanzar que les engañará culpando a otros de su estado, para evitar que miren su propia evolución personal. Dejarán de ver el mecanismo interno que puede ayudar a sanarles y prevenir nuevos contagios.

Vemos que están confundiendo y generalizando tanto los aconteceres, que se están generando un contagio colectivo de mirada externa y pérdida de comprensión de procesos internos, que es poco recomendable en el proceso de elevación vibratoria global en el que están sumergidos.

Los observadores, deben poner equilibrio y calma en la población, sobre todo en aquellos más sensibles y perceptivos, ya que su gran labor está siendo obstaculizada por esta a la que estamos llamando “paranoia colectiva”.

Solicitamos de nuevo, que se reajuste la mirada hacia uno mismo y aquellas vibraciones y frecuencias que emiten desde sus campos mentales y emocionales, antes de responsabilizar a los cambios externos de todo lo que les acontece en el día a día. Pue están olvidando su propia responsabilidad de transformación y el poder de alquimia que tienen en ustedes mismos.

Los canales, en su labor de difusión, están dando premisas generales, pero no deben tomar y adecuar todo lo que leen y escuchan a su comodidad para desoír su propia voz interior que les alerta de las modificaciones personales que aún deben hacer, hasta ser objeto de integración total de sus cuerpos de luz.

Escúchense hermanos, su cuerpo y su alma aún les siguen hablando de ustedes mismos, no desoigan el llamado, no se dejen confundir por las epidemias colectivas de malestares físicos, que no son sino señales de que sus cuerpos deben transcender aspectos de ustedes que aún no están resueltos, para que cada una de sus entradas lumínicas se liberen y den paso a la luz de su verdadero SER.

Con amor, pero desde la firmeza en mostrarles lo que en este ahora es

Les apoyamos y acompañamos siempre en su camino, con amor y gratitud

Siempre amados

SANANDA Y HERMANOS DE LA CONFEDERACIÓN GALÁCTICA para Karnet (Voz Álmica)


Centro de orientación, expresión y escucha -Meditaemociones - C/ Antonio López 217 - Madrid 

Información de contacto: meditaemociones@gmail.com