• Karnet

DESPERTAR



En estos momentos en los que la divinidad se hace hombre, vemos con aliento de vida y esperanza, el resurgir de memorias enterradas, que surcarán el interno río de la carne, penetrando en su campos vitales.

Es tiempo de rehacer el camino recorrido, sin temor, pues el viejo sendero se tornará nuevo ante vuestros ojos.

Las cadenas se están soltando y las ventanas abriendo.

¿Que haréis con vuestra libertad?

Podréis surcar los cielos o acomodaos en vuestra morada de lo que creéis conocer soñando.

Hoy se os tiende la mano para descubrir que el viejo mundo tiene un color distinto, el color del aire fresco de la mañana, el que despierta los sueños dormidos, el que abre los ojos, el que indica un nuevo comienzo.

¿Querréis respirarlo?

La confusión con la que os vibra el alma es solo el aviso del despertar, es la mezcla de sonidos y percepciones que anuncia el amanecer de un nuevo tiempo, al igual que el sonido de los pájaros, de las gentes de la calle, del viento moviendo las ramas de los árboles, de la luz del sol y de sus sombras, lo que os aturde, pero es tan solo el anuncio de la llegada de un nuevo día y el final de la noche oscura, con el conocido sonido de los grillos que os aletarga.

Si, llega la confusión, porque llega la vida... y los que estáis abriendo los ojos, os sentís perturbados por la variedad de sonidos, luces y tonalidades, pero sólo debéis abrir los brazos, respirar profundo y relajaos descubriendo vuestro corazón al nuevo tiempo y la confusión desaparecerá.

Alegraos y agradeced la vida que os colma, acoged su alboroto con amor y despreocupaos de intentar discriminar sus sonidos y colores... pues sólo percibiendo su totalidad, podréis ser conscientes de que el nuevo día ha llegado y con él, toda la vida que alberga. De ella nada sobra, pues cada uno de sus pulsos de vida, sean cuales sean, configuran su plenitud y totalidad.

Que el miedo y la confusión del amanecer, no os aliente a volver a cerrar los ojos, sino a abrirlos completamente, para disfrutar de todo lo que el nuevo despertar os ofrece.

Recordad, no existe nada en la creación, que no esté donde deba estar, nada ni nadie sobra, aún cuando a vuestra, aún difusa mirada, le pueda parecer molesto o inapropiado, por no formar parte de la idea preconcebida e irreal de lo que es un nuevo día, pues esa idea está forjada en el mundo de los sueños dormidos, y éstos solo recuerdan las luces y sonidos de la noche, pues olvidaron la luz del día.

Hoy, está sonando las campanas para todas las almas. Aquellas cuyo sueño sea más profundo, tardarán aún en despertar, pero ninguna de ellas, quedará sin ver el amanecer del nuevo día, el de la liberación del SER.

Abrazaos en júbilo y sentid nuestro amoroso abrazo, es tiempo de dicha y de gozo, cuando estéis despiertos

completamente lo comprenderéis, mientras tanto, desperezaos tranquilos acogiendo la nueva realidad.

El amor de la fuente os mece, tanto en vuestros sueños dormidos, como en vuestro despertar.

Amados, siempre amados.


Centro de orientación, expresión y escucha -Meditaemociones - C/ Antonio López 217 - Madrid 

Información de contacto: meditaemociones@gmail.com