• Karnet

LA ENVIDIA


La envidia es un dolor en el centro del corazón, como un punzón que se clava y conecta con un sentimiento de necesidad de defensa dentro de su ser.


Es un grito de amenaza que proviene de un malestar profundo del alma, estallando cuando se siente atacada, por una autopercepción de pequeñez e inferioridad, al no haber estructurado y codificado correctamente su aprendizaje, por lo que se instaura como una emoción asociada al miedo.

La mayor parte de los herman@s que la sienten, no la identifican con el miedo, sino que la pueden percibir y proyectar con un estallido de superioridad, de protección o de agresión, identificándola con él.

Pero lo que esconde es una mente asustada ante el deslumbramiento de una luz que aún no son capaces de ver y que no pueden comprender, tan solo perciben sensaciones que les hacen actuar desde la desconfianza, y el oculto miedo.

Pero la envidia no es sino, el dolor de una mente confundida, ante la felicidad de otro ser humano.

No hay mejor forma de ayudar al que la padece, que con el ejemplo y la acción.

No respondas, siempre que sea posible, al ataque desde ese miedo, mantén la templanza, la calma, sintiendo la ternura que inspira el que aún no puede ver y el que aún siente el dolor de ser cegado por la luz.

Miral@ con ternura, como se mira al niñ@ que se enfada porque alguien ocupó su lugar en el columpio antes que él y déjalo estar.

Permite que cada cual camine su sendero, ocúpate del tuyo, pues las mentiras serán desveladas y la verdadera luz mostrada con su compañera oscuridad. Cuando esto sea, que será, todo se tornará claro como un estanque cristalino.

Hasta entonces, tu protección es tu honestidad y tu conocimiento de lo que realmente es.

Amor y comprensión con los que, cegados por el miedo silencioso, no perciben, intentando, sin conseguirlo, apagar tu luz.

KARNET


Centro de orientación, expresión y escucha -Meditaemociones - C/ Antonio López 217 - Madrid 

Información de contacto: meditaemociones@gmail.com