• Karnet

MAREA VITAL



Soñáis constantemente, proyectando con la mente un futuro incierto, como si fuese la mínima expresión de vuestra alma… aun siendo ésta tan enorme y poderosa.

Sabed que una mar en calma, esconde corrientes internas que se debaten incesantes en una gran batalla, mientras en la superficie reina el oleaje lento y adormecedor de las templadas y brillantes olas

Sois una embarcación en el centro del océano de la vida.

Soñáis con ese aparente sosiego del agua, pues pensáis que eso os permite dirigir el rumbo de vuestras vidas hacia el lugar que ha proyectado vuestra mente, esa que solo concibe escenarios aprendidos, resabidos e improntados por otros.

Mientras... remáis inútilmente en vuestra barca encarnada, buscando un solo rumbo que os lleve a esa ensoñación a la que llamáis felicidad.

En vuestro viaje no os percatáis del paisaje, ni de la belleza infinita del cielo, ni de las amorosas nubes que os pintan hermosas obras de arte al pasar, ni del canto del viento. El sol, las estrellas, la luna, las gaviotas, los peces, la vida… os saluda a cada milla recorrida, viendo con tristeza vuestra indiferencia.

Los más osados, a veces descubren que no están solos en su viaje, su inquietud, que es tan solo el grito del YO intentando mostrar su eterna compañía, les hace buscar en el horizonte, deseosos de encontrar quien les acompañe en su viaje, pero ignorando la voz de sus entrañas.

Otros, escuchan ese grito desesperado como un murmullo y su búsqueda les invita a intentar ver en las profundidades de su mar, pretendiendo apartar el agua con los remos, mirando fijamente por la borda, intentado ver en la profundidad, pero descubriéndose solamente, el reflejo de su rostro oscilante en el agua.

Cómo queréis conocer vuestro interior, si seguís posados en la barca, agarrando con fuerza los remos que os engañan creyendo que tenéis el control, el control del viento, de las mareas, de las corrientes, de la existencia.

Pero la vida no se puede controlar cuando las corrientes de vuestro interior se debaten eternamente en su batalla, dirigiendo vuestro camino a casa… más seguís remando contra la corriente interna de vuestro ser.

Soltad los remos, mirad el cielo, cerrad los ojos, sentid el sol, abriros al viento, levantad los brazos y respirad, respirad la vida, la alegría de dejar de luchar, de ofreceros placenteramente a la corriente de lo que sois y volved al hogar, disfrutando de vuestro viaje, sin esfuerzo.

Y si viene marejada, soltad… soltad sin miedo a caer, porque… ¿quién os dijo que es más bella la superficie que el interior del mar?, ¿Quién os mintió al haceros creer que no sabíais bucear? ¿Quién os ha dejado creer que después de vuestra barca ya no existe nada? ¿Creéis que remar es mejor que nadar? ¿Teméis que si os sumergís en el mar no podréis volver a embarcar?

Es tiempo de dejar de escuchar las voces antiguas de una realidad que ya no es, de una realidad creada desde el miedo a la vida, desde la culpa, desde el encarcelamiento de vuestro ser.

Pues yo os digo, que vuestra eternidad y grandeza os permite, no solo sumergiros en las profundidades de vuestro océano y salir ilesos, también os alienta a volar tan alto y tan lejos... como vuestros deseos por abrazar el horizonte os permitan.

CONFIAD EN LO QUE SOIS, EN VUESTRA ESENCIA NATURAL, EN LA VIDA Y SU FLUJO DISCONTINUO, EN VUESTRO PODER ... Y DISFRUTAD EN LA INCERTIDUMBRE ARRASTRADOS POR LAS CORRIENTES ETERNAS DEL UNIVERSO, PORQUE SOIS FUENTE Y FORMÁIS PARTE DE ESTE TODO, LLAMADO ETERNIDAD.

KARNET


Centro de orientación, expresión y escucha -Meditaemociones - C/ Antonio López 217 - Madrid 

Información de contacto: meditaemociones@gmail.com